Durmiendo entre mentiras, Mary Torjussen

miércoles, 19 de agosto de 2020

Título: Durmiendo entre mentiras
Autora: Mary Torjussen
Género: Thriller
Editorial: Ediciones Martínez Roca
Sinopsis: El novio de Hannah Monroe, Matt, ha desaparecido. Sus pertenencias ya no están en su casa. Todas las llamadas que le hizo, cada mensaje que le envió, cada una de las fotos de él y todas sus redes sociales se han desvanecido. Es como si sus últimos cuatro años juntos nunca hubieran existido.
Mientras Hannah lucha por superar el día a día, sabe que hará todo lo que sea necesario para encontrarlo y obtener respuestas. Pero parece que hay alguien que la vigila y se siente observada las veinticuatro horas del día. ¿Tiene algo que ver Matt? Hannah descubrirá que el único camino posible para recuperar a Matt es enfrentarse a la impactante verdad.


Este es el primer libro que leo de la mano de la autora Mary Torjussen. Al leer la sinopsis me pareció bastante interesante y quise darle una oportunidad, como buena amante de los thrillers, pero debo decir que me ha decepcionado bastante. Me esperaba mucho más, la verdad. Es un libro para pasar el rato, con una historia que a priori llama la atención, pero no está bien llevada la trama, ni tan siquiera parece que se trate de un thriller.

La historia comienza con Hannah, una joven que trabaja como directiva en una importante asesoría contable en Liverpool. Esta mañana se ha tenido que levantar muy temprano para recorrer 330km hasta Oxford con el fin de realizar un curso de formación. Por la tarde les han propuesto hacer un trabajo en equipo y ella ha sido elegida para presentar las conclusiones al resto de los asistentes. Al acabar, Alex Hugues, uno de los socios de la empresa, se ha acercado a ella para felicitarla por su buen trabajo y en ese mismo instante Oliver Sutton, el gerente de la firma, se ha dirigido hacia la pareja haciéndole saber que están pensando ascenderla a directora. En ese momento se queda tan sorprendida por las palabras que no sabe ni qué responder ni cómo actuar. Una vez asimilada la situación y controlando su alegría, se dirige hacia su coche para volver a casa, pensando durante todo el camino cómo le dará a Matt, su novio, la nueva noticia.

Al llegar al camino de acceso de casa son las 19:20 y la casa está a oscuras. Le parece muy raro que Matt, aunque le haya avisado de antemano que llegará tarde, aun no se encuentre en casa, pero no le da mucha importancia. De esta manera tendrá tiempo suficiente para meter al congelador las botellas de champan que ha comprado por el camino con el fin de celebrar su futuro ascenso. Al encender la luz de la entrada se queda boquiabierta, sin poder moverse. Todas las pertenencias de Matt han desaparecido y las suyas vuelven a ocupar su lugar original, como si nunca hubieran estado guardadas.

Coge su teléfono móvil con la intención de llamar a Matt para saber lo que está pasando y la sorpresa es aún mayor si cabe. No hay ni rastro de sus llamadas perdidas, ni de los mensajes de texto, ni de las fotografías. Tan siquiera conserva los correos electrónicos y ha eliminado todos los perfiles de sus redes sociales. Da la impresión de que ha desaparecido de la vida de Hannah sin dejar ningún indicio de que habían convivido juntos durante cuatro años.

Los personajes me han parecido bastante sosos, no he podido empatizar con ninguno de ellos. Hannah es una chica muy metódica y ordenada, pero cuando se le viene el mundo encima se obsesiona demasiado con cada detalle, volviéndose muy descuidada tanto en el aspecto personal como en su trabajo, llegando a una apatía y desgana extremas. Hay momentos en los que me ha sacado de quicio, se me hacía insufrible. Matt sigue teniendo el cordón umbilical con su madre, parece que maneja más su vida ella que él mismo, actuando como si fuese un muñeco. Katie es la típica amiga envidiosa que cuando le surge la oportunidad te mete la puñalada por la espalda sin pensarlo dos veces.


La trama en sí es muy interesante, pero no está bien hilada. Tiene demasiadas descripciones de todo y deja de lado el tema central, divagando demasiado en cosas que no llevan a ningún lado más que al cansancio de no avanzar en la historia. El único misterio que he encontrado es el hecho de la desaparición repentina de Matt, lo demás es como estar leyendo un libro basado en los pensamientos de la protagonista. En varias ocasiones he tenido ganas de saltarme las páginas, me parece que tiene muchos detalles absurdos que no tienen ningún interés, simplemente sirven para sumar capítulos. A parte de la trama principal, también toca temas como las amistades tóxicas, los engaños de pareja y los problemas laborales.

Los capítulos están narrados desde el punto de vista de Hannah, la protagonista. En ellos se cuenta la historia actual entrelazando algunas memorias del pasado, ayudándote a conocer más a fondo a los personajes. La pluma de la autora es sencilla y cercana, haciendo que sea una lectura ágil (si obviamos el hecho de las largas descripciones). El epílogo es bastante breve pero intenso, desde mi punto de vista podría tener un final abierto para poder continuar la historia o dejarla tal y como está. No sé si habrá segunda parte, pero si es así dudo mucho que esté en la lista de mis futuras lecturas.

Esta vez no puedo destacar algo que me haya gustado mucho, ya que sinceramente no me he encontrado con nada que me haya sorprendido. El ritmo es muy lento, de hecho, he tenido que leer más de la mitad del libro para ver algún avance significativo que me diera pistas o indicios de que iba a dar un giro inesperado. En algún que otro momento incluso he pensado en dejar la lectura, no podía seguir leyendo, sentía que las páginas eran interminables.

Los escenarios que se describen son bastante distintos entre sí, empezando desde el supermercado, el pub y la oficina de trabajo hasta la casa de Katie y James, pero el escenario principal es la casa de Hannah. Prácticamente todo gira en torno a este lugar, que es donde sucede la desaparición de Matt.

En resumen, si eres amante de los thrillers llenos de intriga, misterio y tensión, con giros y sorpresas inesperadas, este libro no es para ti. En ocasiones puede llegar a ser demasiado repetitivo, llegando al aburrimiento.

3 comentarios